mayo 08, 2009

La mirada cercana... Anacleta Coqueta








La mesa del comedor de la diseñadora que se esconde detrás del alter ego de Anacleta Coqueta es un torbellino de cuentas de colores, lazos, cintas de cuero, bocetos de complementos y proyectos a medio terminar, que se confunden con las miles de mariposas del hule amarillo sobre el que trabaja. Observar su mesa es parecido a mirar un trocito de campo sembrado en el que van creciendo como por arte de magia margaritas, amapolas y adelfas. De las manos de Anacleta nacen, casi como el que no quiere la cosa, algunos de los pendientes, pulseras y collares más hermosos que una mujer puede lucir y que nada tienen que envidiar a aquellas joyas de Tiffany's que tanto enamoraban a su casi musa, Audrey Hepburn, en Desayuno con Diamantes. He aquí una mirada cercana al arte de esta diseñadora con mucho encanto.

—¿Recuerda cuál fue el primer complemento que tuvo? ¿Y sus primeros pendientes?

—Mis primeros complementos fueron unos pendientitos de oro y coral rojo, que me regalaron al nacer, y una pulserita de oro que me regalaron por el bautizo. De pequeña perdía los pendientes con una facilidad pasmosa, así que tuve muchos pares de pendientes que, como venían, desaparecían. También recuerdo un monederito de cuero con correa que mis hermanas y yo nos colgábamos al cuello y en el que mi madre había escrito todos nuestros datos por si algún día nos perdíamos.

—¿Cómo se decide una a adentrarse en el mundo del diseño?
—En mi caso no es cuestión de decidirse, es algo que siempre he hecho y que me sale de forma espontánea. Siempre me he hecho mis complementos, es algo que me gusta y que me llena.

—¿Qué supone cada nueva creación?
—Pues sobre todo satisfacción, me gusta crear, me llena, me alegra…hay veces que tengo el diseño en la cabeza y cómo yo ya veo el resultado tardo más en plasmarlo, porque lo tengo claro y sé como va a quedar, otras tengo un material que me motiva especialmente y me pongo con él de inmediato, creando sobre la marcha, entonces siento cómo los diseños almacenados en mi mente se quejan, ellos también quieren salir a la luz, ¡claro! Yo es que soy mucho de hablar sola, soy como los personajes de Saramago... De razonar conmigo misma. Las nuevas creaciones que nacen de encargos personalizados suponen, además de todo lo dicho, un reto y un plus de motivación importantes, ¡me encantan!

—¿De dónde viene la inspiración para un complemento?
—De todas partes, la moda, el cine, la naturaleza, la calle, de los colores y formas de las piezas que utilizo…soy muy observadora, me fijo mucho en los detalles que la vida cotidiana me transmite; últimamente también le hago mucho caso a mis sobrinos, con ellos vuelvo a descubrir el mundo, me fijo en lo que les llama la atención y lo que les gusta, su criterio es aún puro, y lo valoro mucho.

—¿Era una niña presumida? ¿Hay que serlo para llevar complementos?
—Espera un momento, ¿mamá yo era presumida? Sí, la respuesta es que sí. Soy presumida y coqueta, pero no en exceso, soy de belleza natural sin muchos artificios. Se puede ser coqueta y femenina sin ir pintada y con faldita y tacones.

—¿Cuál es para usted el complemento universal?
—Para mí los pendientes. Siempre me han gustado muchísimo, no puedo salir de casa sin pendientes. Hace poco fui a visitar a mi abuela, salimos de casa del bracero y cuando llevábamos un trecho andado me dijo "Nena, ¿me he pintado los labios?" y yo la vi y sabiendo lo que eso significaba estuve tentada de mentirle, pero me imaginé cómo me sentiría yo saliendo de casa sin pendientes.

—¿Por qué Anacleta Coqueta?
—Porque mi apodo en una red social era Anacleta, allí colgaba las fotos de mis creaciones y la gente empezó a pedirme que las vendiera. Así que, cuando me decidí a vender no podía ser de otro modo, era mi parte coqueta de Anacleta…

—Un material con el que no haya experimentado y le gustaría hacerlo.
—Me gustaría probar con muchos materiales y con muchas técnicas, resina, arcilla polimérica, transferencias, plástico encogible…pero no tengo tiempo suficiente para abarcarlo todo, voy experimentando poco a poco, a mi ritmo, no soy amiga de robarle horas al sueño o de agobiarme innecesariamente.

—¿Cuál es la pieza que más le gusta (o más especial)? ¿Por qué?
—No sé, todas mis piezas me gustan, yo quiero por igual a todos mis hijos…Desde un punto de vista sentimental te diré que son más especiales las que hago para mi madre o mis hermanas.

—¿Recuerda qué fue lo primero que diseñó y a qué edad?
—No sabría decirte recuerdo jugar de niña a hacerme collares y pulseras con lo que iba encontrando en mi camino, pero era un juego. Quizás más en serio fue cuando empecé a hacerme pulseras de hilos, y collares de abalorios; a mis amigas les gustaban mucho y me pedían que les hiciese también para ellas...

Biopic

Anacleta Coqueta (alter ego presumido de una diseñadora sencilla) se adentró en el mundo del diseño de complementos "sin comerlo ni beberlo", como suele decirse. De pequeña iba para directora de orquesta — "cuando daban conciertos en la tele me ponía delante y me movía imitando al director con algún palo haciendo de varita" recuerda— y luego para escritora, no en vano ideaba sus propias historias en folios que ella misma ilustraba y grapaba transformando en un librito. Luego, un día, descubrió que también se pueden contar historias a través de pendientes, pulseras y collares, de manera que aquella directora de orquesta en potencia se convirtió en la Coqueta.

Lectora empedernida, asegura que le encantaría viajar a "la isla de Corfú, en Grecia, por la trilogía de libros de Gerrald Durrell que se desarrollan allí. Parece un lugar paradisíaco". Nueva York y Japón son otros de sus dos destinos deseados, aunque "confieso que tengo miedo a volar y las turbulencias me lo hacen pasar fatal". Algo tienen en común los tres destinos y es que en todos los hoteles, la Coqueta encargaría al servicio de habitaciones un desayuno a base de infusión de manzanilla, una pieza de fruta — "manzana o plátano" precisa— y unas galletas.

Le encantaría diseñar para su jefa, a quien define como "una mujer elegante y con mucho estilo". Asegura que sus diseños no son sólo para mujeres y que numerosos hombres forman también parte de su clientela —entre ellos, su hermano— aunque "los encargos suelen hacerlos sus esposas". Algunas de sus piezas insignia, como la pulsera "Luna Llena", son además parte de proyectos solidarios.

Si quieres sorprenderla con un regalo, has de saber que deberá llevar algo en amarillo, que es el color que le pierde en este momento, aunque dice Anacleta que es cuestión de temporadas. Nunca la verás por la calle sin pendientes y, aunque añade algún que otro complemento más, mantiene que la mesura es el secreto de un look adecuado, ya que "si te pasas con los complementos, pareces un árbol de Navidad". ¿Características de un complemento ideal? Sencillo: "Es el que te complementa. Te da un plus, un toque, te realza, pero nunca sobresale demasiado del conjunto. Para mí tienen que ser prácticos y cómodos. Si no, no me los pondría". Tomamos nota.




19 comentarios:

Carmina dijo...

Anacleta es genial¡¡¡¡ bsss wapa

Anacleta Coqueta dijo...

Hala! Qué pedazo de entrevista! Súper profesional, me encanta!

Hay que ver cómo me tiras de la lengua ;))

Besotes

M. dijo...

Es ya una de mis diseñadoras personales.
Yo tb para estar coqueta coqueta como ella. Besos.

arorua dijo...

menuda entrevista mas chula!! totalmente profesional. La coqueta es que es mucha coqueta..
un abrazo para las 2!

Natalia dijo...

Que buena entrevista!!!
Me encanta el trabajo de Anacleta y como nos lo presente siempre.

Pilta dijo...

¡¡¡Que bien!!! Dos de mis blogeras favoritas juntas en una entrevista. Me ha encantado, un besito para las dos

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

me ha encantado leer la entrevista !
eh !! que yo la conozco en vivo y en directo... y es asi mismo :
GRANDE, GRANDE !
un abrazo para las dos ! ha sido un gusto
Estibalitz

mirifice dijo...

Una entrevista superentretenida!!
Me ha encantado!
Un beso!
Eva

La Marquesita. dijo...

esta genial la entrevista!!!

Quemona dijo...

Menuda entrevista más chula. Si es que hace unas cosas preciosas, tiene unas manos....

Aitana dijo...

Me encanta. Que pedazo de entrevista.
Enhorabuena a las dos

janil dijo...

Pedazo entrevista par un pedazo de artista como es Anacleta!!!!Me encantó leerla y saber un poquillo más de ella, aunque no lograste desemascararla del todo (que no hay manera de ver su carita) sí que lo hiciste en cierto modo.

¿Qué tal todo????

¿Vas a continura con las entrevistas??? Si es así...¡creo que va a ser una sección buenísima!!!!

besos gordos!!!

Miwako chan dijo...

Muy chula la entrevista! ;)

Liz dijo...

Fantástica entrevista, Anacleta es una artista como la copa de un pino y me encantó conocer tu blog.

Un abrazo.

María dijo...

Me encanta Anacleta!!

Un besote

uncentimo dijo...

¡enhorabuena por esta superentrevista! =P

Azhra~Mingurriadas dijo...

Una entrevista maravillosa !!! Que nos permite conocer un poquito más a esta diseñadora tan escurridiza.

Besitos

Espita Gorgorita dijo...

que buena entrevista! Cletismo al poder!

Julia dijo...

He venido a releerla, qué bonita, tú!

Páginas vistas en total